El ejército invisible

 

Salmo 34:7

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende.

¿Usted cree en ángeles? Quiero decirle que yo sí. Creo que hay multitudes de ángeles buenos que han sido asignados para cuidar al pueblo de Dios.

Otro pasaje dice que Dios enviará a sus ángeles para que nos guarden en todos nuestros caminos. Permítame decirle que yo considero que sí necesitamos la custodia, la protección y el apoyo de los ángeles. Me alegra saber que dondequiera que voy hay un ángel de Dios que acampa alrededor de mí y me defiende.

En el Antiguo Testamento hubo un profeta llamado Eliseo. En cierto momento, él estuvo en una ciudad sitiada por un gran ejército enemigo que lo buscaba para llevarlo cautivo. El siervo del profeta subió al techo y le señaló el inmenso ejército opositor, pero Eliseo oró por el joven siervo y dijo: “Señor, abre los ojos de este joven”. Y cuando Dios abrió sus ojos vio los ejércitos de Dios alrededor del profeta, muchísimo más numerosos e infinitamente más poderosos que aquellos ejércitos invasores. Y creo que si Dios pudiera abrir nuestros ojos veríamos que esto es verdad en el presente. Los que están con nosotros son mucho más numerosos que los que están con ellos. Tenemos un gran ejército invisible de nuestro lado.

Tomemos aliento, animémonos, y consideremos la presencia de los ángeles del Señor que acampan alrededor de nosotros para defendernos.