Meditación diaria

 

Agosto 11, Un camino a la libertad

Es un hecho importante que el Espíritu Santo es una persona. Él no solamente es una persona, sino que Él es Señor, tanto como Dios el Padre es Señor y Dios el Hijo es Señor. Él es igual a los otros dos miembros de la Deidad. Esto significa que debemos tener la misma actitud reverente hacia el Espíritu Santo como la que tenemos hacia el Padre y el Hijo.

Agosto 10, Llevándonos al Padre

Jesús dijo, "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida" (Juan 14:6). A menudo citamos esa Escritura; que es un texto favorito para evangelizar. Sin embargo, raras veces nos detenemos a considerar su implicación total. Un camino no tiene sentido a menos que nos lleve a algún sitio. Un camino no es un fin en sí mismo.

Agosto 09, Somos familia

Muy raras veces, en el Nuevo Testamento se hace referencia al pueblo de Dios con el título de cristianos, o incluso creyentes. El título más comúnmente usado es hermanos, enfatizando la relación a una familia espiritual. Como lo escribió Pablo en Efesios 2:18, "… Porque por medio de él (Jesucristo) los unos y los otros (los judíos y gentiles) tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Agosto 08, La puerta y el pastor

Jesús dijo, "Yo soy la puerta" (Juan 10:9). Dos versículos más adelante, Él dijo, "Yo soy el buen pastor" (versículo 11). ¿Alguna vez se ha detenido a considerar esto, cómo Jesús puede ser tanto la puerta y el pastor? Es muy simple y, sin embargo, muy profundo. Jesús crucificado es la puerta. Jesús resucitado es el pastor. Pero si usted quiere al Cristo resucitado como su pastor...

Agosto 07, El camino al Padre

No hay otro camino a Dios el Padre sino a través de Jesucristo–y Él crucificado. Tenemos acceso a Dios solo a través de Jesús y por un solo Espíritu. Hay un solo Espíritu que da a los seres humanos acceso a Dios el Padre–el Espíritu Santo. Él opera solo a través del Señor Jesucristo. Si usted viene por cualquier otra puerta que no sea Jesús, o si viene a través de cualquier otro espíritu...

Agosto 06, Nuestra dependencia del Espíritu Santo

En nuestra naturaleza carnal, todos nosotros tenemos ciertas debilidades. Estas debilidades no son del cuerpo sino de la mente, de nuestro entendimiento. Se manifiestan de dos maneras relacionadas. Primero, a menudo no sabemos por lo que deberíamos orar. Segundo, incluso cuando sabemos por lo que debemos orar, no sabemos cómo orar por ello.

Agosto 05, Relación con nuestro Padre

En los últimos dos versículos de Juan 17, encontramos la palabra final de Jesús a sus discípulos antes de sufrir y morir en la cruz. Creo que estos dos versículos son el punto culminante de todo el propósito del Evangelio.