Meditación diaria

 

Noviembre 11, Nuestro objetivo espiritual

Me gustaría recordarle las tres traducciones relacionadas de la palabra perfección, las cuales tienen más sentido: "madurez", "plenitud", y "realización". La palabra griega traducida como "perfección" viene de un sustantivo que significa "fin". Por lo tanto, nos da la idea de una meta o un objetivo hacia el cual estamos yendo.

Noviembre 10, Renunciando a la voluntad propia

La reverente obediencia de Jesús causó que el Padre oyera Sus oraciones. Él aprendió la obediencia a través del sufrimiento. Así como Jesús tuvo que aprender a obedecer, de la misma manera nosotros tenemos que aprender sobre la obediencia. Descubrimos lo que es la obediencia cuando obedecemos. No descubrimos escuchando sermones acerca de la obediencia.

Noviembre 09, Haciendo la voluntad del Padre

A pesar de Su verdadera naturaleza humana ¿Qué le permitió que Jesús vencer toda tentación? Su éxito está en Su corazón firme e inmutable motivación de hacer la voluntad del Padre.

Noviembre 08, El programa de Dios para la madurez

Luego, en ese mismo pasaje, Pablo declaró una sobria alternativa. Si no seguimos el programa de Dios para la madurez, ésta será la consecuencia: "Así...seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza y por la astucia y los artificios de quienes emplean artimañas engañosas". (Efesios 4:14 NVI).

Noviembre 07, Siendo edificado

Hemos recibido de Dios una provisión especial para alcanzar la madurez espiritual, la cual Pablo escribió en Efesios 4:11: "Él mismo (Cristo resucitado) constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros" (NVI).

Noviembre 06, Avanzando hacia la madurez

El pueblo hebreo del Nuevo Testamento había fallado en vivir conforme a lo que se requería de ellos, así que en particular esta frase "por lo tanto" es muy apropiada. Habían confiado en sus privilegios especiales y descansaron en estos [privilegios]. Francamente, se habían vuelto perezosos; simplemente dieron las cosas por sentadas.

Noviembre 05, Un camino permanente

Note que la justicia es una senda. Esta no es para quedarse inmóvil, mucho menos para estar cómodos. Así como una senda, la justicia implica movimiento, progreso y desarrollo. Este camino es como la luz del amanecer cuando conocemos al Señor por primera vez en Su gloriosa plenitud como Salvador y Señor.

Octubre 25, Nuestro abogado

Jesús es el "Sumo Sacerdote de nuestra confesión" (Hebreos 3:1). Nuestra confesión alista a Jesús como nuestro Sumo Sacerdote, pero lo opuesto, desafortunadamente, también es verdad. Si no hacemos la confesión, no tenemos Sumo Sacerdote. No es que Jesús haya cesado de ser nuestro Sumo Sacerdote, sino que nosotros no le damos la oportunidad de ministrar como nuestro Sumo Sacerdote.