Meditación diaria

8 articles

Febrero 26, Glorificando a Dios en mi cuerpo

Utilizamos nuestro cuerpo de diferentes maneras. Una actividad primaria consiste en nutrirnos, comer y beber. Pablo dijo que debemos realizar esas actividades de tal manera que glorifiquen a Dios:

Febrero 25, ¡Continúa diciéndolo!

Digamos que, podemos ser tentados en el área del resentimiento. Debemos continuar diciendo, "Ha sido crucificado. No tiene poder en mí. No tiene lugar en mí". El diablo dirá, "Eso no es realmente verdad. Eso es sólo algo que el hermano Prince dice". Pero nosotros continuamos diciéndolo. Y después de un tiempo, se vuelve tan real que el diablo ya no pierde su tiempo tratando de tentarnos.

Febrero 24, La Cruz cruel

Algunas personas luchan con el miedo, la depresión, la soledad, la lujuria, o la ira. Un consejero nos puede ayudar hasta cierto punto; pero en última instancia, la solución está en nuestras manos: la cruz. Debemos identificar en nosotros esta naturaleza cuando y donde aparece. En el ministerio de liberación, hay dos demonios que funcionan como porteros.

Febrero 23, El poder del ayuno

Para las personas que aquí se describe, el ayuno era solamente una parte aceptada del rito religioso, el tipo de ayuno practicado por los fariseos en los días de Jesús. En vez de un arrepentimiento real o humildad, continuaban con los asuntos seculares normales y retenían las actitudes malvadas de codicia, egoísmo, orgullo, y opresión.

Febrero 22, Entendiendo el campo de batalla

Nuestra guerra contra Satanás es librada en el terreno espiritual; por lo tanto, las armas son espirituales y apropiadas al campo de la guerra. Debemos entender absolutamente que el campo de batalla es en nuestra mente.

Febrero 21, Jesús el libertador

El mismo Cristo que es el único salvador es también el único libertador. Sólo Jesús puede romper el poder de la atadura demoníaca en las vidas de las personas y liberarlas. De la misma manera quiero que seamos presentados al libertador.

Febrero 20, ¡Dígalo de nuevo!

Recuerdo muy bien cuando empecé a dar este tipo de testimonio. Me decía a mi mismo: “Me pregunto dónde será que el diablo me golpeará ahora. Conozco a personas que dicen que no testificarán porque tienen miedo de lo que les puede suceder cuando lo hagan, pero eso es estar sujeto al juego del diablo. Recuerde, ésta es su manera de evitar que usted haga lo que lo pondrá fuera de su alcance.

Febrero 14, Propiedad de Dios

La Biblia dice que debemos glorificar a Dios tanto en nuestro cuerpo como en nuestro espíritu (1 Corintios 6:20), ya que ambos pertenecen a Dios; ambos han sido redimidos de la mano del diablo por la sangre de Jesús. Ninguna parte de mi cuerpo, ni mi espíritu y tampoco mi alma está bajo el dominio o control de Satanás.