La Palabra de Dios para hoy

Reciba de Dios

En esencia, hay dos formas de obtener lo que se quiere: una es recibir, y otra es arrebatar. Muchas personas obtienen las cosas arrebatándolas, pero el problema con esto es que lo que se gana no es permanente.

Fiel en lo poco

Observe que lo pequeño viene antes de lo grande. Si usted quiere que le confíen responsabilidades en la vida, ya sea de parte de Dios o del hombre, cultive la fidelidad en las cosas pequeñas. . .

Encomiende sus obras al Señor

¿Quiere saber si sus planes van a funcionar, si las cosas van a salir como usted lo ha planeado y de la manera como usted lo ha previsto? Hay una forma como puede saberlo. . .

Dios es mi Padre

Las palabras más importantes en este modelo de oración son las dos primeras, “Padre Nuestro”. Primeramente, necesitamos saber que podemos orar a un Padre, que el mundo no es una serie de circunstancias desorganizadas.

Dios permanece para siempre

Vivimos en un mundo transitorio y cambiante. Nada de lo que vemos durará para siempre

Tener a Dios en cuenta

¿Conoce personas que hablan de esa forma? Planean con toda confianza el año presente y el siguiente, dónde harán negocios...

El timón del cuerpo

¿Comprende la analogía? El timón es para la nave lo que la lengua es para el cuerpo y la vida humana. No se necesita ser un experto en navegación para saber que el hombre que está a cargo del timón dirige el rumbo del barco.

Encomienda tu camino-luego confía

El primero es encomendar al Señor su camino. Este es un acto decisivo que usted realiza en un momento preciso. Simplemente encomienda su camino al Señor, y deja de tomar su vida en sus propias manos.